El Obispo Zornoza celebra la Misa en La Palma en los prolegómenos de unas atípicas fiestas patronales

Monseñor Rafael Zornoza preside una Eucaristía que marca el inicio de los cultos a Nuestra Señora de la Palma, Patrona y Alcaldesa perpetua de Algeciras

La Parroquia algecireña de la Plaza Alta ha acogido la Misa del domingo, presidida por Monseñor Rafael Zornoza, Obispo de Cádiz y Ceuta, que ha estado acompañado por los concelebrantes Juan José Marina, Vicario Episcopal del Campo de Gibraltar y Rubén Vargas, Vicario parroquial del templo.

Cuando apenas falta un día para que comience la novena en honor a la Virgen de la Palma, el Obispo de la Diócesis ha celebrado una Eucaristía ante la Patrona algecireña, que lucía ataviada con manto y sobre un altar exornado con varios conjuntos florales. Tras la lectura del Evangelio por el Padre Juan José Marina, Monseñor Zornoza ha ofrecido una homilía centrada en los migrantes y en el amor de Dios.

Valiéndose de las tres nuevas invocaciones incluidas recientemente por el Papa Francisco a las Letanías Lauretanas, Mater Misericordiae, Mater Spei y Solacium migrantium, Monseñor Zornoza se refirió a la Virgen como consuelo de los migrantes. La atención a los migrantes, de un pueblo que, en palabras del Obispo, peregrina desde tiempo antiguo de la esclavitud a la libertad, centró buena parte de sus palabras.

Desde Abraham, todos somos migrantes.

Monseñor Rafael Zornoza, Obispo de Cádiz y Ceuta

En un tiempo de opulencia y ostentación, sirvió la lectura del Evangelio para que Monseñor Zornoza desentrañara el significado del milagro de los panes y los peces y predicara sobre la búsqueda del amor de Dios.

Llena tu corazón de los único que lo puede saciar. Llénalo de Dios.

Monseñor Rafael Zornoza, Obispo de Cádiz y Ceuta

La representación cofrade estuvo encabezada por Manuel Delgado, Presidente del Consejo Local de Hermandades y Cofradías, acompañado por Cándido Romaguera, Hermano Mayor del Santo Entierro; por Hermenegildo González, Hermano Mayor de la Palma y por Manuel García Campillo, Hermano Mayor del Nazareno.

El próximo lunes comenzarán los cultos en honor a la Virgen de la Palma, en unas fiestas patronales que se celebrarán de un modo atípico, marcadas profundamente por la alerta sanitaria derivada del coronavirus.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies