Algeciras, a las plantas de Jesús de Medinaceli

Se celebra un solemne acto de veneración a Jesús de Medinaceli en sustitución del tradicional besapié del primer viernes de marzo

La Capilla de San Isidro, como manda la tradición, se ha vuelto a abrir el primer viernes de marzo para que Algeciras se postre a las plantas de Nuestro Padre Jesús Cautivo. Con lluvia desde primera hora de la mañana, los algecireños han empezado a desfilar ante Jesús de Medinaceli en una capilla en la que están primando durante todo el día las medidas de distanciamiento social.

La Hermandad ha acordonado los bancos para evitar que los devotos se sienten y se ha establecido un control de acceso para garantizar que todo el mundo acceda al templo con mascarilla y desinfectándose las manos. El pasillo central se ha convertido en un camino de entrada, sin posibilidad de retorno hacia atrás, teniendo que salir obligatoriamente por la puerta lateral de la capilla. Además, se han colocado unas pegatinas en el suelo indicando la distancia a la que se debía permanecer para minimizar el contacto social.

Los habituales corrillos y tertulias que se creaban cada primer viernes de mes en la plaza de San Isidro este año han desaparecido, a lo que la lluvia ha contribuido. Una plaza que, en determinados momentos de la mañana, ha estado ocupada por una fila de devotos que aguantaban estoicamente bajo la lluvia, pertrechados con paraguas y guardando la necesaria distancia de seguridad, a la espera de su turno para venerar a Jesús de Medinaceli.

Los más veteranos preguntaban si podían tocar el desgastado pie del Señor de Algeciras, pero a nadie se le ha permitido. La junta de gobierno se ha tomado muy en serio las medidas de prevención del COVID y ha sido muy firme en el cumplimiento de las mismas. Se invitaba amablemente a acercarse al Señor a los que se quedaban lejos, pero sólo se podía llegar hasta una línea fijada en el suelo que indicaba la distancia mínima desde la que se podía venerar a Jesús de Medinaceli.

Si hace un año se vivía el tradicional besapié a Jesús de Medinaceli, ya con un ambiente enrarecido y con la vista puesta en el coronavirus, este año el distanciamiento social y las medidas de higiene están marcando el devenir de la jornada, pero ni la lluvia, ni la situación sanitaria, están impidiendo que Algeciras se rinda, una vez más, a las plantas de Jesús de Medinaceli.

Galería fotográfica de la veneración a Jesús de Medinaceli | Miguel Lorenzo Fotografía

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies